©2019 by Dr. Goodfellow. Proudly created with Wix.com

Buscar
  • Dr. Goodfellow

El reto de los poemas encadenados

Actualizado: mar 18



El Dr. Goodfellow sabe lo duro que puede llegar a ser un encierro de varios días. Los problemas psicológicos que puede generar el anhelo incumplido de pasear al aire libre, tomar el sol y descansar, aunque sea por unas horas, de los seres queridos. Por eso ha planteado a sus cinco mosqueteros literarios un reto que no terminará hasta que no culmine la fase de confinamiento antivírico, aunque dos de ellos no se ven ahora mismo capaces de asumirlo por no sabemos qué asunto pendiente con la prosa de los días. Así que serán tres los pacientes del doctor Goodfellow quienes se irán alternando para componer un poema cada día, empezando en orden alfabético inverso. Es decir, Valderrama, Marqués, Delgado. Para que haya cierta solución de continuidad, el último verso de cada poema deberá ser el primero del siguiente, sin necesidad de que un poema sea la continuación del anterior. Cada poema será, pues, una composición totalmente novedosa que compartirá un solo verso con la anterior. Y así, sin darnos cuenta (o un poco sí, no hay que exagerar) llegaremos al final de nuestra experiencia anacoreta.

Que ustedes lo disfruten.


Soy todas las mentiras que me cuento,

las tímidas verdades que no digo,

el credo de mis padres, que no sigo,

la abulia descreída que alimento.


Soy el puzle de vísceras que abrigo.

Soy el traje de piel con el que siento.

Soy lo que no se ve y lo que aparento.

Lo que me dejo atrás, lo que persigo.


Un humilde poetastro cuentaversos

que abraza su faceta más nudista

y no se reconoce en lo que escribe.


O viste los disfraces más diversos

por verse en el papel protagonista

y no se reconoce en lo que vive.


Manuel Valderrama Donaire


159 vistas